El Poder del Individuo: Adiós Economía Industrial, Hola Economía Colaborativa.

Economía Colaborativa, Sharing Economy

La interconectividad empodera al individuo como nunca antes, generando un cambio desde las raíces en que está cimentada nuestra sociedad. Hoy podemos ver el inicio de sus efectos…demos la bienvenida a la Economía Colaborativa.

Aún vivimos en una sociedad primordialmente regida por el modelo de la Economía Industrial. Este modelo se enfoca en la producción para las masas a través de fábricas, en la que el poder recae en la cabeza de la institución, mientras que los individuos son componentes reemplazables. Un conjunto de fábricas que producen un mismo bien, se le considera una industria.

Así es como nacen las industrias que conocemos, desde la industria farmacéutica y alimenticia, pero también otras que no son fábricas como lo imaginamos en el sentido tradicional, como la industria de la música, la publicidad, el cine o la televisión.

El modelo industrial funciona de la siguiente manera: Grandes empresas se encargan de la fabricación, distribución y venta de bienes y/o servicios, controlando así determinadas áreas geográficas en las cuales tienen cobertura. Así es como obtienen poder del mercado y determinan tendencias, productos y precios.

Ahora todo comienza a cambiar. La interconectividad está afectando a muchas de estas industrias, ya que otorga poder a cualquier individuo que cuente con suficiente determinación, quien use la comunicación como su herramienta para conectar con otras personas para que esparzan el mensaje.

Las nuevas empresas no buscan tener dominio absoluto de un mercado, sino otorgar herramientas para que el mercado guíe el camino, logrando una democracia en el consumo. Así es como empresas como Uber, Kickstarter, Airbnb, Spotify y YouTube están cambiando la manera en que se comportan los mercados. Son herramientas de empoderamiento para el consumidor. 

Antes tenías que contratar a un taxi para que te llevara. Los precios eran determinados por los sitios de taxis de manera que ellos tuvieran las mejores ganancias posibles. Ahora pides un Uber, Didi, Lift, Yaxi, la que sea de tu preferencia y éstas te permitirán a ti (consumidor) tener la mejor oferta posible. Aquí radica la diferencia, el motivo por el cual son empresas universalmente amadas. El beneficiado ya no es el proveedor del servicio, sino el consumidor.

Aunque parezcan casos de éxito aislados, un ejemplo más para el hombre y mujer de negocios, realmente van mucho más allá, porque en su intento de emprendedurismo tecnológico tocaron un nervio sensible en la fisonomía social. Encontraron la manera de derrumbar al gigante del industrialismo en una era donde un gran porcentaje de la población tiene acceso a las herramientas que ofrecen. No son simples casos de estudio, son indicadores del inicio en un nuevo cambio sociocultural. 

Por más cliché que se escuche, estamos presenciando el cambio de los tiempos como los conocemos. El poder está regresando a los individuos, que ahora son capaces de mover multitudes al ritmo de un click.

Es en este momento cuando volteamos con nuestros vecinos y preguntamos, «¿Tú qué puedes aportar? ¿qué valor vas a entregar al mundo?». Se decidirán algunos a ser colaboradores, a aportar sin tomar responsabilidad, pero habrá otros quienes entenderán su responsabilidad con este mundo y la oportunidad que se les está presentando. Tenemos la apertura de todos los canales en una vía de comunicación bilateral con el mundo. La oportunidad de ser una herramienta de empoderamiento para las personas. 

Así nace el nuevo paradigma democrático del mundo:

Puedes cambiar al mundo, pero no tener todo el poder. No volveremos a caer en eso.

Mientras le des poder a las masas, las masas te darán poder. Tendrás la capacidad de ser rico y famoso, siempre y cuando estés aportando algo al mundo, algo que importe. Da más de ti mismo y más te devolverá la gente.

¡Gracias! Si llegaste hasta aquí, no olvides compartir 🙂 esparce la voz.

RVZ

2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.