El Vertiginoso Cambio del Audio Digital

Aún recuerdo el primer texto que se me asignó como lectura en la universidad. «El futuro de la radio en México es digital». El autor hablaba de cómo la tendencia en otros países estaba dando paso a la radio digital. Un concepto que no aterrizó por completo en Latinoamérica, cuando tenías una señal digital, el lugar de una señal analógica.

Tener radio digital era algo caro, con la ventaja de poder acceder a canales de radio de todo el mundo.

El avance tecnológico evitó que tomara vuelo esta idea, ya que al mismo tiempo, los smartphones comenzaban su reinado de terror, y con ellos, YouTube, Spotify y iTunes.

Escribo esto mientras escucho un podcast, para llegar a mi casa y escuchar música en una plataforma de streaming.

Lo que no esperábamos es que fuera tal nuestra necesidad de variedad en contenido auditivo, más aún desde que podemos elegir cualquier programa y género musical. La radio nos tenía acostumbrados a estar atados a un contenido predeterminado por una estación, pero una vez más, es la demanda del público lo que dictó el flujo de la industria.

El resultado es que hoy vemos un crecimiento desbocado en el consumo de audio en plataformas digitales. En México, el segundo género de contenido que más observan los internautas son los vídeos musicales. Ahora hace sentido el lanzamiento de YouTube Music.

Como generadores de contenido, tenemos que adelantarnos a la curva y comenzar a crear formatos de audio en alto volumen y calidad. Sin importar el nicho al que te dediques, hay una audiencia ahí afuera buscando contenido de valor para entretener su camino al trabajo, cultivarse durante el ejercicio matutino o escuchar un audiolibro en la carretera.

La tendencia en el consumo de medios es cada vez más multiplataforma y a la medida. Las estrategias unidimensionales terminaron para dar paso al contenido líquido.

Esparce la voz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.